El acoso al emprendedor ¿Sabes realmente donde te metes?”

Posted on enero 29, 2013

Dicen que el emprendedor nace, y el empresario se hace. Considero que es muy acertada la frase. Se pueden añadir variaciones hoy en día, al emprendedor lo motiva la necesidad de buscar un sustento debido a la situación económica, y al paro en el empleo por cuenta ajena; y al empresario se le crea a través de la transformación dolorosa y sangrante en todo un proceso organizado de acoso social, legal y fiscal, suma  de todos los factores colaterales que supone tener una empresa.

Si lees este blog desde hace años verás que siempre hemos apoyado y potenciado la vía del emprendedor como solución a gran parte de los problemas de esta sociedad anclada en el final de la sociedad industrial, que se pudo dar por finalizada en los años 60, y que en España (y gran parte de Europa) nos hemos empecinado en estirar durante casi 5 décadas mas supeditando la realidad a una suerte de artificios de ingeniera financiera que nos han llevado donde estamos. Pero esa es otra historia.

Ahora cuando es tan necesaria una ley de emprendimiento, con un retraso exagerado,  comienzan a verse esos “brotes verdes” tantas veces solicitados por las organizaciones de autónomos, al fin y al cabo únicos representantes legales de ese ente que forman lo que damos a llamar emprendedores. Porque un emprendedor no es una figura legal, es una figura casi poética que no posee una personalidad jurídica propia y por lo tanto, no lo olvidemos, no existe económica y socialmente hablando.

Pero es importante que tengas presente, que así como ayudamos a potenciar y crear un caracter emprendedor que lleve adelante y de forma a esa idea que manejas en tu cabeza desde hace años; tambien te indicamos es que la triste realidad te obligará muchas veces a lidiar batallas para las cuales no te preparaste.

Un emprendedor en su camino a empresario se enfrentará a:

Cada día, a las diferencias de criterios de los clientes, que a menudo no apreciarán lo que les ofreces, lo que les cobras por una factura, o sus reclamaciones o urgencias. El “lo quiero para ayer” es muy habitual.. a lo que hay que contestar  con la frase “los imposibles los hacemos a tiempo, los milagros los dejamos para otras empresas”

  • Cada semana, a los proveedores, al terrible equilibrio entre llevarte bien con ellos, pero evitar que te cobren de mas y cargarte los márgenes de tus operaciones de ventas:
  • Cada mes,a los pagos de nóminas, si tomas el impredecible camino de contratar a personal asalariado con todo lo que ello conlleva: acción sindical, problemas familiares, conciliación de la vida familiar y social, bajas laborales, etc..
  • Cada trimestre: a los temidos impuestos, sustento social del estado del bienestar;
  • Cada año: a las inspecciones, a las variaciones en las leyes del mercado que te pueden dar.. o quitar; a los cambios en tu modelo de negocio;
  • Alguna vez, a las acciones judiciales. Siempre te saldrá algún escollo en el camino, por muy bien que pienses que lo hagas; por miuy honrado que te consideres, siempre tendrás tarde o temprano que recurrir a un abogado, bien para defenderte de una injusticia, bien para reclamar una injusticia.
  • Cada segundo: a la continuada presencia de incertidumbre. A partir de ahora nada será definitivo. Deberás estar permanentemente preparado para el cambio, e incluso para empezar de nuevo si hiciera falta.

Se me olvidan muchas cosas, seguro.. ¿que añadirías?

Tags: ,

1 Response

  1. El acoso al emprendedor ¿Sabes realmente donde te metes?” | COMERCIO ELECTRONICO PARA EMPRENDEDORES Y PYMES Gracias por compartir con todos nosotros toda esta practica información. Con estos granitos de arena hacemos màs grande la montaña Internet. Enhorabuena por este blog.




Dedicados al 100% a ofrecer soluciones de negocio digital a pymes y emprendedores.
contacta!